Pautas TFG

El Trabajo de Fin de Grado (TFG) se asemeja a la redacción de un pequeño libro que culmina con una presentación ante un grupo reducido de profesores, además de un turno de preguntas y debate. Es comprensible tener ciertas inquietudes, ya que esta dinámica puede ser diferente a lo habitual, que es estudiar un libro y luego rendir un examen escrito. Pero por eso mismo nosotros queremos ayudarte y te ofrecemos en este artículo las pautas TFG que necesitas saber.

La metodología del TFG representa un cambio significativo para el estudiante, pasando de ser un simple receptor de conocimiento a convertirse en creador. Este post está diseñado para ayudar en esta transición, proporcionando apoyo tanto en la elaboración del texto académico y estructurando el proceso en dos partes clave: lectura del TFG y escritura del TFG.

Pero ahora sí, vamos por partes y te desglosamos todo el contenido que queremos mostrarte hoy:

  • La lectura es esencial para documentar el TFG y tener la capacidad de evaluar críticamente el propio trabajo. Se abordan cuestiones como qué bases de datos utilizar, cómo seleccionar o descartar fuentes, estrategias para comprender a fondo lo leído y técnicas para estudiar la bibliografía.
  • La escritura académica está estrechamente vinculada a la lectura, ya que se escribe sobre lo que se conoce, y el conocimiento se adquiere a través de la lectura y el estudio. Se exploran aspectos como las normas de estilo APA, competencia en lengua española, modelos psicológicos de escritura, estructura textual y procesos de maquetación.
  • Vamos a centrarnos en aspectos que pueden mejorarse a corto plazo, como el plan de trabajo, la revisión de la bibliografía, la aplicación de normas APA y la motivación.
  • El objetivo que queremos que consigas es tener una orientación específica para el Trabajo de Fin de Grado y saber como empezar a redactar el TFG, ayudando a tomar decisiones efectivas adaptadas a las circunstancias individuales y la naturaleza del proyecto

Las pautas de todo TFG

La importancia de la lectura en la asignatura del TFG radica en la necesidad de adquirir un conocimiento previo sobre la temática, ya que sin este conocimiento es imposible redactar de manera adecuada. La lectura implica una serie de procesos que conducen a comprender más o menos a fondo los autores, libros y artículos utilizados como fuentes de información para el TFG. Se realiza en diversas situaciones y momentos, con diferentes objetivos. ¿Cómo podemos leer textos para determinar si son adecuados para incluir en las referencias bibliográficas? ¿Cómo podemos leer un libro o artículo para comprenderlo en profundidad? ¿Cómo podemos leer varios textos en conjunto?

Las instrucciones proporcionadas por la universidad para la asignatura del TFG son fundamentales para planificar el curso y cumplir con todas las exigencias y tareas requeridas. La guía docente contiene información sobre plazos de entrega, convocatorias, sistema de evaluación, horas de estudio y las competencias que se deben demostrar. Es importante leer estas instrucciones con flexibilidad para organizar una planificación realista de la asignatura.

Además de la guía docente, generalmente se proporciona un manual detallado sobre cómo redactar el TFG, que incluye el formato de la portada, la estructura de los epígrafes, normas de citación y otros aspectos importantes. Esta estructura del TFG es obligatoria para los estudiantes y no es negociable. Una manera efectiva de aprovechar las instrucciones es estudiarlas detenidamente y reescribirlas con detalle, ordenando las ideas en forma de esquema para facilitar la redacción posterior del trabajo. Es esencial seguir estas instrucciones al pie de la letra para evitar la entrega de trabajos incompletos.

Búsqueda bibliográfica del TFG

El inicio de la búsqueda bibliográfica comienza con la identificación de dónde se puede encontrar información relevante, es decir, qué bases de datos se utilizarán. La mayoría de las universidades cuentan con una biblioteca virtual que ofrece acceso a libros y revistas, así como herramientas como Google Académico, un motor de búsqueda especializado en material para estudiantes.

El Trabajo de Fin de Grado implica un esfuerzo considerable y marca el final de los estudios universitarios de grado. ¿Qué tiene que ver esto con la estrategia de búsqueda bibliográfica? Al presentar un trabajo escrito o un informe, es crucial demostrar el nivel de conocimientos adquiridos durante los años de estudio. Citando autores y libros de las asignaturas previas, se evidencia el progreso académico del estudiante. Por lo tanto, incluir referencias a los textos estudiados durante el grado es beneficioso, pero también es importante investigar nuevas publicaciones relevantes para el proyecto.

Los tutores a veces proporcionan lecturas para orientar a los estudiantes en su línea de investigación, aunque en otras ocasiones se permite mayor libertad en la exploración inicial del tema. Es fundamental seguir las recomendaciones del tutor en cuanto a lecturas sugeridas, ya que estas pueden enriquecer el trabajo del estudiante.

Cada libro, capítulo de libro o artículo de revista incluye una lista de referencias que respalda las ideas del autor. Explorar estas referencias puede llevar a descubrir otros autores y textos útiles para el TFG.

Al realizar búsquedas en Google Académico u otras bases de datos, es importante definir términos clave relacionados con la temática del TFG.

Es aconsejable incluir bibliografía en al menos dos idiomas, español e inglés, especialmente en trabajos teóricos como la revisión bibliográfica. El inglés es el idioma científico predominante en la actualidad y ofrece acceso a una amplia gama de literatura académica.

Es importante filtrar los resultados de la búsqueda por fecha de publicación para garantizar la actualización de la información. Además, formular preguntas relevantes sobre el tema puede ayudar a identificar nuevos términos clave e ideas para la investigación.
Una vez identificados los textos y autores relevantes, es necesario realizar un procesamiento inicial de la información, incluyendo la lectura del título, resumen, introducción y conclusiones. Esto ayuda a determinar si el documento es relevante para el TFG. Finalmente, los documentos seleccionados pueden descargarse y archivarse para su posterior estudio y trabajo.

Pautas para hacer un TFG

¿Quién no desearía tener la capacidad de leer y comprender a una velocidad asombrosa? Sin embargo, nuestras limitaciones biológicas y psicológicas nos impiden alcanzar velocidades de lectura extraordinarias: nuestros ojos necesitan enfocarse en las palabras para leerlas con claridad, y luego nuestro cerebro debe procesar esa información y construir una representación mental del significado del texto.

Es importante tener en cuenta que el TFG no se trata de una competencia de velocidad de lectura, sino de seleccionar literatura adecuada y comprender profundamente las ideas que transmiten los textos. Para lograr esto, se necesita una lectura lenta y comprensiva, con reformulaciones verbales o paráfrasis para garantizar la asimilación de los contenidos.

Pautas bibliografía TFG

La elaboración del TFG guarda similitudes con un proceso de fabricación, ya sea artesanal o industrial. Al igual que un artesano transforma materias primas para venderlas en el mercado, el estudiante de TFG parte de una bibliografía compuesta por libros y artículos académicos, los estudia y los interpreta de diversas formas, añadiendo su propio enfoque creativo y original. Tanto en el proceso artesanal como en la redacción del TFG, es esencial que se aprecie claramente la diferencia entre la «materia prima» y el producto final, lo que se conoce como el valor añadido del estudiante.

La creatividad y la originalidad se basan en un conocimiento previo sólido del tema en cuestión. No se puede alcanzar rigor académico, amenidad y valor añadido sin un estudio profundo y comprensivo de la bibliografía disponible. Los estudiantes que no realizan este proceso pueden entregar un trabajo que simplemente recopila información de otras fuentes, sin agregar valor propio y de baja calidad académica.
Es fundamental estudiar la bibliografía de manera detallada para comprender las ideas y conceptos presentados en ella. El enfoque mental del estudiante es crucial en este aspecto; es importante disfrutar del proceso de aprendizaje, jugar con los contenidos y centrarse en el crecimiento personal, en lugar de preocuparse exclusivamente por la calificación final.

Cuando se enfrenta a una gran cantidad de información, es importante comprender cómo se relacionan los procesos de memorización, comprensión y pensamiento. Los textos deben ser analizados minuciosamente para asimilar su contenido de manera efectiva. Evitar la lectura superficial y la simple copia de fragmentos descontextualizados es crucial para un aprendizaje significativo.
Una técnica útil para estudiar la bibliografía es el uso de glosas, que son anotaciones personales escritas a mano en los libros y artículos que se están estudiando. Estas notas pueden ayudar a estructurar el texto, aclarar pasajes oscuros, resaltar ideas clave o hacer referencia a lecturas relacionadas. Esta técnica, que ha sido utilizada desde tiempos antiguos, sigue siendo efectiva en la actualidad y puede ser especialmente útil para el TFG.

Otra técnica efectiva de estudio en la asignatura del TFG es subrayar los libros y artículos. Esto puede hacerse subrayando frases completas que tengan sentido en el contexto del párrafo, o resaltando palabras y expresiones clave que destaquen conceptos importantes o partes significativas del texto.

La paráfrasis, por su parte, implica expresar las ideas del autor con tus propias palabras, lo cual es fundamental tanto para comprender el contenido como para utilizarlo en la parte teórica de tu trabajo. Esta técnica no solo se limita a la escritura, sino que también puede aplicarse de forma oral como método de estudio y comprensión, sirviendo como un medio para verificar tu nivel de comprensión de la información.

Los cuadros sinópticos o esquemas de llaves son útiles para organizar ideas y estructurar conceptos. Al situar lo más general a la izquierda y lo más específico a la derecha, puedes visualizar la jerarquía de la información de manera clara.

La escritura del índice de un libro o capítulo te ayuda a comprender la estructura del texto, ya que las palabras clave del autor suelen concentrarse en él. Identificar y entender estas palabras o expresiones es esencial para comprender el texto en su contexto.
Los mapas conceptuales son otra herramienta que te ayuda a organizar y aclarar la estructura conceptual de un texto. Partiendo de una pregunta o duda, identificas conceptos relevantes y los organizas de manera jerárquica, unidos por flechas que indican relaciones entre ellos.

El resumen es una actividad valiosa en el TFG, ya que te permite condensar los puntos principales del texto y escribirlos con tus propias palabras. Esta actividad fomenta la comprensión y la retención de la información, lo que te ayuda a construir un conocimiento original.

La comparación y el análisis son técnicas que te permiten profundizar en el contenido de un texto, identificando similitudes y diferencias entre entidades y desglosando objetos complejos en sus partes componentes para comprender su función en conjunto.

El valor añadido que el alumno aporta a su trabajo surge en gran medida de cómo trata la información para hacerla suya. Evitar el estudio y el esfuerzo conduce a prácticas como el copia y pega, que resultan en una falta de transformación significativa de los contenidos y un trabajo teórico de baja calidad.

Artículo científico TFG

El proceso de lectura de un libro o artículo en el contexto de la elaboración del TFG tiene como objetivo principal la comprensión profunda de los contenidos para poder utilizarlos de manera efectiva en el informe final. Es importante tener en cuenta tanto la motivación utilitaria, que se centra en el aprovechamiento de los textos para el trabajo académico, como la motivación lúdica y recreativa, que busca el crecimiento personal y el desafío intelectual.

La lectura de un libro o artículo se lleva a cabo de manera bidireccional: de lo general a lo particular y viceversa. Esto implica una primera lectura general del texto para adquirir una visión global del tema, seguida de una lectura más detallada para identificar conceptos, juicios y razonamientos del autor.

Una vez obtenida una idea general del contenido, es necesario profundizar en los conceptos, que son las descripciones de la esencia de un objeto, ser o idea. Los juicios, por otro lado, son las relaciones entre conceptos, mientras que los razonamientos se derivan de la relación entre juicios y se utilizan para extraer conclusiones.

Los términos son los significados que portan las palabras o expresiones en un contexto dado, y es importante identificar los términos clave para comprender el texto en su totalidad. Las proposiciones son declaraciones de conocimiento que relacionan conceptos, mientras que los argumentos son razones que apoyan estas proposiciones y se utilizan para justificar la veracidad de las afirmaciones.

Además de la lectura, se pueden utilizar técnicas complementarias como el esquema, el resumen, la paráfrasis, el mapa conceptual y el subrayado para facilitar la comprensión y el análisis del texto. Estas técnicas ayudan tanto a obtener una visión general del tema del TFG, como a estudiar los detalles de manera más detallada.

Lectura Sintética:

  • Requiere integración conceptual y argumental de múltiples fuentes sobre un mismo tema.
  • Se busca fusionar distintos saberes, conceptos e ideas para crear un intertexto.
  • Se puede realizar mediante la formulación de preguntas que ayuden a identificar aspectos comunes entre diferentes autores.
  • También se puede enfocar en el estudio de un tema general a través de diversas obras para obtener una perspectiva amplia y menos dogmática.

Actividades Mínimas de Lectura:

  • Lectura de Inspección: para seleccionar textos y captar la imagen global de la narrativa conceptual del documento.
  • Subrayado de conceptos, juicios y razonamientos con diferentes códigos de colores.
  • Rodear palabras clave para captar su significado contextual.
  • Anotar pensamientos propios surgidos durante la lectura.
  • Resumir la lectura al final para tener un recurso rápido de referencia.
  • Formulación de preguntas para mantener la curiosidad y alcanzar el conocimiento objetivo.

La lectura es fundamental para el éxito del TFG y debe adaptarse al tiempo disponible, objetivos personales y exigencias de la asignatura. Cada alumno diseña su propio proceso de lectura y escritura.

Hacemos tu TFG

Es el momento de liberarte de cargas y dejar en nuestras manos la redacción del TFG que tienes que realizar. No dudes más y ponte en contacto con nosotros, estaremos encantados de poder facilitarte la tarea y te garantizamos el aprobado.